Preguntas frecuentes

Por supuesto. Nuestros paneles cumplen con toda la normativa técnica y nuestro equipo lleva desde el año 2006 construyendo casas de paja.

Sí, sin ningún tipo de restricción. Tanto en suelo rústico como urbano. La versatilidad de los paneles FiP permite adaptarlos a cualquier requerimiento técnico, estético y urbanístico.

No, los paneles FiP ofrecen unas características técnicas excepcionales, pero no limitan el tipo de acabado. Hay muchas posibilidades de acabados, tanto en interior como en exterior.

Sí. Al cumplir con la normativa técnica y urbanística tanto los bancos como las aseguradoras ofrecen sus servicios sin sobrecostes ni clausulas adicionales.

Sí. Los paneles pueden ser estructurales o adaptarse a una estructura independiente. Aunque en España no sean habituales, tanto en el norte de Europa como de América hay edificios de madera muy altos (el más alto tiene una altura de 86 m).

Hay ejemplos de edificios de madera que llevan en pie varios siglos. La paja también se ha utilizado en la antigüedad como material de construcción y en condiciones de humedad adecuadas también puede durar muchísimos años.

La casa más antigua en Europa construida con paja es de 1921 (casa Feuillette) y existen otras más antiguas en América (las primeras casas de balas de paja se empezaron a construir con la aparición de la embaladora, a principios del s.XX).

Actualmente la normativa técnica establece una durabilidad de 50 años, muy por debajo de la durabilidad natural de los edificios de madera y paja.

No. Diseñamos los paneles y los acabados para que la madera y la paja estén siempre protegidas del agua y la humedad.

No. Los módulos son inaccesibles desde el exterior ya que quedan muy bien protegidos. Al no contener grano, la paja no es un alimento para los roedores.

Es posible suministrar los módulos con un tratamiento biocida adicional.

Sí. Cumplen sobradamente lo marcado en el Código Técnico, (normativa española en vigor).
Los morteros de recubrimiento y la elevada compresión de la paja hacen que los paneles se comporten ante el fuego de manera similar a una guía telefónica de papel. Al no haber espacio para el oxígeno hace que la combustión sea muy difícil. Se han realizado ensayos de laboratorio que han superado los 90 minutos de resistencia al fuego.

Al haber pocos lobos salvajes y muchos menos cerditos viviendo, en casas es muy poco probable que esto ocurra. No obstante, al haber evidencias «históricas» de que esto ha ocurrido en el pasado, nos comprometemos a reconstruir la casa gratuitamente en caso de que un lobo la derrumbara soplando.

Este tipo de construcciones se consideran ANTISÍSMICAS debido a la alta capacidad que tiene la estructura de madera y paja para comportarse de forma flexible y elástica a los movimientos y fuerzas exteriores. Actúan de manera similar a los edificios tradicionales de Japón (donde tampoco hay lobos).

Sí, ofrecemos el sistema más aislante del mercado (del 1 al 10 son un 10). Nuestras casas son 3 veces más aislantes de lo que exige la normativa a las construcciones nuevas.

Es imposible obtener con otro sistema constructivo, convencional o sostenible, un aislamiento tan alto al mismo precio.

No, al contrario que en otros campos de aplicación, donde los productos bio suelen ser mucho más caros, las casas construidas con los paneles FiP salen a un precio similar al de otras construcciones, ofreciendo unas características técnicas (aislamiento térmico, acústico, confort, salud, …) mucho mejores y que con otros sistemas constructivos saldría muy caro igualarlas.

¿Sigues con alguna duda? Estaremos encantados de atenderte